$100,000

requisito mínimo

8

programas de ciudadanía

6,000+

candidatos seleccionados

La Ciudadanía por Inversión (CBI) ofrece una oportunidad única de obtener un segundo pasaporte y la doble nacionalidad. Con CBI, puede invertir en un país seguro y estable y, a continuación, acelerar su camino hacia la ciudadanía.

Disfrute de ventajas como la exención de visado y un mayor nivel de vida. Invierta hoy en CBI y asegúrese un futuro mejor para usted y su familia.

Programas de ciudadanía por inversión

Flag of Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda

REQUISITO MÍNIMO: 100.000 DÓLARES

Ofrece viajes sin visado a más de 150 países y jurisdicciones, entre los que destacan el Espacio Schengen europeo, el Reino Unido, Hong Kong y Singapur.

Ver el programa

Flag of Dominica Dominica

REQUISITO MÍNIMO: 100.000 DÓLARES

Los ciudadanos de Dominica pueden viajar a 153 países sin necesidad de visado, incluidos el espacio Schengen europeo y China. Bienvenido a un mundo de nuevas oportunidades para viajar.

Ver el programa

Flag of Granada Granada

REQUISITO MÍNIMO: 150.000 DÓLARES

Ofrece viajes sin visado a 155 países y jurisdicciones, con destinos destacados como el espacio Schengen europeo, Reino Unido, China, Hong Kong y Singapur. Además, permite el acceso al visado E2 de EE.UU. tras tres años de residencia en el país.

Ver el programa

Flag of Malta Malta

REQUISITO MÍNIMO: 600.000 EUROS

Ofrece viajes sin visado a 175 países y jurisdicciones, incluidos la UE y el Reino Unido. Es la primera Ciudadanía por Inversión del mundo.

Ver el programa

Flag of San Cristóbal y Nieves San Cristóbal y Nieves

REQUISITO MÍNIMO: 250.000 DÓLARES

Mejora el acceso sin visado. San Cristóbal y Nieves supervisa el programa CBI más antiguo del mundo, creado en 1984.

Ver el programa

Flag of Santa Lucía Santa Lucía

REQUISITO MÍNIMO: 100.000 DÓLARES

Ofrece la posibilidad de viajar sin visado a 154 países y jurisdicciones, incluidos el espacio Schengen europeo, Hong Kong y Singapur.

Ver el programa

Flag of Türkiye Türkiye

REQUISITO MÍNIMO: 400.000 DÓLARES

Ofrece viajes sin visado a 118 países y jurisdicciones, incluidos Hong Kong, Malasia y Singapur.

Ver el programa

Flag of Vanuatu Vanuatu

REQUISITO MÍNIMO: 130.000 DÓLARES

Ofrece viajes sin visado a 113 países y jurisdicciones.

Ver el programa

Hable con un experto mundial

El equipo de Latitude cuenta con expertos en más de 20 países. Podemos asesorarle en 14 idiomas. Permítanos ayudarle a encontrar la solución perfecta de migración de inversiones.

El equipo de Latitude cuenta con expertos en más de 20 países. Podemos asesorarle en 14 idiomas. Permítanos ayudarle a encontrar la solución perfecta de migración de inversiones.

Ventajas de la segunda nacionalidad

Mayor seguridad y protección

Un segundo pasaporte es el plan de contingencia definitivo para mitigar el riesgo de turbulencias políticas o económicas en el país de origen. Tener una segunda residencia significa que puede escapar a un destino seguro junto con su familia y su patrimonio, garantizando su bienestar.

Latitude arrowAprovechar las oportunidades de educación superior y empleo

Tener un segundo pasaporte significa mayores oportunidades de educación de alto nivel y de empleo en mejores escuelas y empresas de todo el mundo. Antes eran inaccesibles para usted a través de su ciudadanía original.

Mejore su movilidad global

Con un segundo pasaporte en la mano, se amplían las posibilidades de viajar internacionalmente. Y es que un segundo pasaporte con una sólida lista de destinos exentos de visado facilita los viajes.

Latitude arrowDisfrutar de un nivel de vida elevado

Un segundo pasaporte abre más puertas a servicios sanitarios, lugares para vivir de lujo y regiones con mayor calidad de vida. Vive tu mejor vida gracias a Latitude.

Introducción a la ciudadanía por inversión

El concepto de ciudadanía existe desde hace milenios, ya que antiguos estados griegos como Atenas fueron pioneros en la idea de conceder la ciudadanía a los individuos. Los ciudadanos de Atenas tenían derecho a poseer propiedades, presentarse a cargos políticos, votar en asuntos administrativos y, además, contribuir plenamente a la economía.

Los ciudadanos tienen ahora plenos derechos dentro de su país, pero su estatus conlleva responsabilidades como evitar cualquier conducta delictiva, contribuir a la economía y, lo que es más, respetar los derechos de los demás ciudadanos.

Muchos consideran que obtener una segunda nacionalidad es un proceso complejo porque la mayoría de las vías para conseguir la doble nacionalidad son bastante largas o exigen requisitos muy específicos. Éstas son las principales vías para adquirir una segunda nacionalidad:

  • La naturalización es la vía más común y más larga para obtener una segunda nacionalidad. Se produce cuando una persona pasa un determinado número de años como residente en una nación hasta que puede solicitar la ciudadanía con arreglo a las leyes del país de acogida.
  • La nacionalidad por matrimonio es otra forma de adquirir otra nacionalidad. En la mayoría de los países, si te casas con un ciudadano de esa nación puedes solicitar la nacionalidad. Puede hacerlo directamente o después de obtener un permiso de residencia y convertirse en ciudadano por naturalización.
  • La ciudadanía por descendencia es una vía bastante sencilla, pero extremadamente exclusiva. Países como Austria, Irlanda, Italia, Polonia y Portugal ofrecen a las personas con antepasados que fueron ciudadanos de su nación la posibilidad de solicitar la nacionalidad. Sin embargo, demostrar la ascendencia puede ser un proceso complejo en función de la documentación requerida, y es muy específico de una pequeña parte de la población mundial.
  • La ciudadanía excepcional es un hecho extremadamente raro. Suele concederse a personas de alto perfil, como Tom Hanks. El famoso actor obtuvo la Ciudadanía Excepcional griega por su labor benéfica en el país.
  • La ciudadanía por inversión es la opción más sencilla. Muchos países ofrecen a los inversores la posibilidad de obtener la ciudadanía invirtiendo en la economía de una nación. Es la vía rápida hacia una nueva nacionalidad.

La idea de la Ciudadanía por Inversión también procede de la Antigüedad, y la República Romana fue la primera nación en desarrollarla como vía de acceso a la ciudadanía. Aquellos que contribuían a la economía romana bajo unos requisitos específicos obtenían la ciudadanía y todos los derechos que conllevaba, y el concepto sigue siendo válido hoy en día.

Muchos países acogen ahora lo que se conoce como programas de Ciudadanía por Inversión, que son vías para obtener un certificado de ciudadanía y el pasaporte de una nación a través de la contribución a la economía. La idea es que si una persona contribuye a la economía de un país, entonces ha cumplido parte de su deber como ciudadano y, por tanto, debe ser considerado como tal. Sus otras responsabilidades son evitar actividades delictivas y, también, respetar las leyes y los derechos de los demás ciudadanos.

La ciudadanía por inversión es extremadamente beneficiosa para los países que la conceden, ya que proporciona a sus gobiernos importantes sumas de fondos de inversión extranjera directa libres de cargas para contribuir al desarrollo de la nación.

La Commonwealth de Dominica, por ejemplo, utilizó fondos generados a través de su Programa de Ciudadanía porInversión para crear viviendas asequibles para sus residentes. El programa también financia el desarrollo del aeropuerto internacional del país. Se trata de un proyecto que afectará positivamente al estilo de vida de los residentes y también a la economía del país.

Los programas de ciudadanía porinversión difieren de un país a otro, pero los tipos de inversión más comunes suelen clasificarse en cinco categorías principales, que son:

1. Donaciones o contribuciones

Muchos países conceden la ciudadanía a quienes donan una cantidad mínima a la economía del país. La opción de la donación suele ser la vía más sencilla y asequible para obtener la nacionalidad, ya que, en algunos países, la cantidad requerida comienza en tan sólo 100.000 dólares estadounidenses. Sin embargo, las donaciones, por su definición, significan que los inversores no recuperan su dinero.

Las donaciones suelen hacerse a fondos estatales, que el gobierno utiliza para desarrollar el país. En algunos casos, un gobierno puede crear un fondo ad hoc para combatir crisis económicas o catástrofes naturales, como el Fondo de Ayuda a los Damnificados por el Huracán de San Cristóbal y Nievesque era una vía temporal a la ciudadanía que exigía una donación menor que el entonces Fondo de Crecimiento Sostenible debido a que el país tenía que reconstruirse rápidamente tras una devastadora temporada de huracanes.

2. Inversiones inmobiliarias

Invertir en bienes inmuebles es una de las vías más populares para obtener la Ciudadanía por Inversión. La mayoría de los países tienen una opción inmobiliaria, y muchos de ellos permiten a los inversores elegir entre comprar propiedades reales o comprar acciones en complejos de lujo para obtener la ciudadanía.

Las inversiones inmobiliarias son rentables a largo plazo, ya que los inversores pueden revender sus propiedades tras un periodo de tenencia específico establecido por el gobierno. Los inversores pueden incluso beneficiarse de la propiedad durante el periodo de tenencia, ya sea alquilándola o recibiendo dividendos. La opción inmobiliaria también es atractiva para las familias numerosas.

3. Bonos/valores del Estado

Un par de países ofrecen a los inversores la opción de comprar bonos o títulos del Estado para obtener la nacionalidad. Los bonos del Estado se consideran una opción más segura, pero no producen grandes beneficios.

En cambio, los valores privados entrañan un mayor riesgo, pero pueden lograr un mayor rendimiento de la inversión.

4. Inversiones híbridas

Esta opción es exclusiva del Programa de Ciudadanía porInversión de Malta y requiere que los solicitantes inviertan en más de una vía. Los solicitantes tendrán que invertir en bienes inmuebles y hacer donaciones al gobierno.

5. Establecimiento de una empresa/creación de empleo

Algunos países ofrecen a los solicitantes la posibilidad de solicitar la nacionalidad mediante el establecimiento de una empresa. Algunos países exigen a los solicitantes que inviertan una cantidad específica de capital en su empresa, mientras que otros conceden la ciudadanía en función del número de puestos de trabajo que una determinada empresa haya creado y mantenido durante un determinado número de años.

Muchos países de todo el mundo ofrecen su propia versión de un programa de ciudadanía porinversión. Varios países disponen de una vía para obtener la ciudadanía económica. La premisa sigue siendo la misma, pero los requisitos y la tramitación de los programas difieren de un país a otro.

Sin embargo, por lo general, quien quiera solicitar la nacionalidad por inversión debe:

  • Tener antecedentes penales limpios
  • Proporcionar una fuente de fondos para su inversión
  • Presentar una solicitud completa
  • Realizar una inversión cualificada
  • Tener al menos 18 años.

Malta y Antigua y Barbuda son los únicos países que tienen un requisito de residencia física. Ninguna otra nación de ciudadanía porinversión exige a los solicitantes residir o visitar el país para obtener la ciudadanía.

Otros servicios

Asesoría gubernamental

En Latitude, tenemos una amplia experiencia en los ámbitos de la residencia y la ciudadanía. Ayudamos a los gobiernos a establecer y optimizar programas de migración de inversiones. También se conocen como programas de visado dorado. Somos líderes del sector. Además, destacamos en la creación de marcas nacionales y las comunicaciones estratégicas de marketing.

Más información
Residencia por inversión

Latitude ofrece asesoramiento experto sobre programas de inversión en residencia en los principales destinos del mundo. Al fin y al cabo, somos la principal autoridad en movilidad social y oportunidades de ciudadanía. Profundice en las particularidades de los programas de residencia más fiables y, también, exitosos. Cambie la residencia a un país favorable o, incluso, aumente el número de residencias. Se trata de un aspecto siempre vital de la planificación global para los clientes particulares.

Más información
Ciudadanía por ascendencia

La ciudadanía por descendencia le permite obtener un nuevo pasaporte por vínculos familiares con un país. Le ayudamos a descubrir tesoros ocultos en su árbol genealógico. Puede ser a través de sus padres, abuelos o incluso generaciones posteriores. Las normas específicas de elegibilidad varían según el país. Para obtener la nacionalidad por descendencia, debe poder demostrar su vínculo con un antepasado que cumpla los requisitos.

Más información