5

programas de descenso

180+

países sin visado

6 meses

tiempo mínimo de aplicación

Durante siglos, la gente se ha desplazado por todo el mundo, estableciendo diásporas a lo largo y ancho. La ciudadanía por descendencia le brinda la oportunidad de obtener la ciudadanía de sus antepasados.

En muchos casos, si cumple los requisitos, técnicamente ha sido ciudadano desde su nacimiento y sólo busca el reconocimiento legal de esta condición. La ciudadanía por descendencia le permite reclamar la doble nacionalidad a través de padres, abuelos, bisabuelos o, en algunos casos, incluso más atrás.

Programas de ciudadanía por ascendencia

Austria

1-3 generaciones eliminadas

Los solicitantes de la ciudadanía austriaca por descendencia (cuyo antepasado fue perseguido por el partido nazi) pueden estar separados de su antepasado ciudadano austriaco tantas generaciones como sea necesario para cumplir los requisitos.

Ver los programas

Irlanda

CALIFICAR A TRAVÉS DE LOS ABUELOS

La ciudadanía irlandesa por descendencia permite a las personas con antepasados irlandeses adquirir la ciudadanía demostrando el linaje directo con un ciudadano irlandés. ¿Cumple los requisitos de elegibilidad basados en el registro de nacimiento y la ascendencia?

Ver los programas

Italia

GENERACIONES ILIMITADAS

La nacionalidad italiana por ascendencia permite obtener la nacionalidad a las personas con antepasados italianos. Para poder optar a ella es necesario demostrar el linaje con un ciudadano italiano y cumplir determinados criterios. Le ayudamos a presentar las solicitudes en su consulado o embajada italiana en el extranjero, tribunal italiano o ayuntamiento directamente en Italia.

Ver los programas

Polonia

1+ generaciones eliminadas

Los solicitantes pueden remontarse tan atrás como sea necesario para optar a ella, siempre que cumplan todos los requisitos para obtener la ciudadanía polaca por descendencia. En general, los requisitos restringen la mayoría de los solicitantes a los bisabuelos.

Ver los programas

Portugal

1-2+ generaciones eliminadas

Puede obtener la nacionalidad portuguesa por descendencia si ha nacido en el extranjero y tiene un progenitor o abuelo portugués. Pueden exigirse pruebas de ascendencia y dominio de la lengua, y el proceso puede durar varios meses. También puede remontarse a generaciones posteriores si presenta su solicitud por herencia judía sefardí.

Ver los programas

Hable con un experto mundial

El equipo de Latitude cuenta con expertos en más de 20 países. Podemos asesorarle en 14 idiomas. Permítanos ayudarle a encontrar la solución perfecta de migración de inversiones.

El equipo de Latitude cuenta con expertos en más de 20 países. Podemos asesorarle en 14 idiomas. Permítanos ayudarle a encontrar la solución perfecta de migración de inversiones.

Ventajas de la segunda nacionalidad

Latitude arrowMayor seguridad y protección

Un segundo pasaporte es el plan de contingencia definitivo para mitigar el riesgo de turbulencias políticas o económicas en el país de origen. Tener una segunda residencia significa que puede escapar a un destino seguro junto con su familia y su patrimonio, garantizando su bienestar.

Latitude arrowAcceder a más oportunidades de educación y empleo

Tener un segundo pasaporte significa mayores oportunidades de educación de alto nivel y de empleo en mejores escuelas y empresas de todo el mundo. Antes eran inaccesibles para usted a través de su ciudadanía original.

Latitude arrowMejore su movilidad global

Con un segundo pasaporte en la mano, se amplían las posibilidades de viajar internacionalmente. Y es que un segundo pasaporte con una sólida lista de destinos exentos de visado facilita los viajes.

Latitude arrowEleve su estilo de vida

Un segundo pasaporte abre más puertas a servicios sanitarios, lugares para vivir de lujo y regiones con mayor calidad de vida.

Introducción a la ciudadanía por ascendencia

La ciudadanía es un derecho básico que existe desde hace milenios: el concepto mismo se remonta a la Antigua Grecia. Proporciona a quienes la poseen el derecho a participar activamente en su comunidad, mediante la propiedad de bienes, la contribución económica y la participación en asuntos políticos y administrativos, ya sea presentándose directamente o simplemente votando en el proceso.

Las leyes de ciudadanía de la mayoría de los países se rigen por los principios de jure soli (derecho de suelo en latín) o jure sanguinis (derecho de sangre en latín). Los países jure soli, como Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil y otras naciones del Nuevo Mundo, conceden la ciudadanía a cualquiera que nazca dentro de sus fronteras, independientemente de su filiación.

En países del Viejo Mundo como Polonia, Italia, Austria y otros, impera el concepto de ciudadanía jure sanguinis. Esto significa que el simple hecho de nacer dentro de las fronteras de una nación no basta para adquirir la ciudadanía al nacer. En cambio, un niño sólo es nacional de dicho país si uno de sus progenitores también lo es. Este concepto también se aplica a los niños nacidos en el extranjero. Por ejemplo, un niño nacido en Estados Unidos de padre italiano es ciudadano estadounidense jure soli y ciudadano italiano jure sanguinis.

En muchos casos, la ciudadanía por ascendencia puede transmitirse a través de un número ilimitado de generaciones, lo que permite a las personas con ascendencia en varios países europeos la oportunidad de obtener un segundo pasaporte gracias a sus antecedentes familiares.

La mayoría de las naciones europeas que practican el concepto jurídico de ciudadanía jure sanguinis ofrecen alguna forma de ciudadanía por descendencia, pero cada programa tiene sus propias restricciones.

Aunque muchos países conceden la ciudadanía por descendencia, es crucial tener en cuenta que cada país tiene su propio conjunto de requisitos y normativas para hacerse ciudadano. Por ejemplo, algunos países permiten remontarse hasta tres generaciones, mientras que otros sólo permiten una. Algunos países, como Hungría e Italia, permiten remontarse un número ilimitado de generaciones para cumplir los requisitos.

Países como Austria, Irlanda, Italia, Polonia y Portugal cuentan con populares programas de ciudadanía por ascendencia. Así pues, merece la pena explorar su árbol genealógico en busca de antepasados austriacos, irlandeses, italianos, polacos y portugueses.

Debe poder aportar pruebas que demuestren su linaje con el antepasado cuya nacionalidad desea obtener. Dependiendo del país en el que solicite la nacionalidad, tendrá que presentar certificados de nacimiento, pasaportes, certificados de matrimonio, registros de direcciones, documentos de naturalización y, básicamente, todo lo que pueda respaldar legalmente su solicitud.

La clave de las solicitudes de ciudadanía por ascendencia es demostrar dos cosas: la existencia de un antepasado que cumpla los requisitos y su parentesco con él.

Otros servicios

Asesoría gubernamental

En Latitude, tenemos una amplia experiencia en los ámbitos de la residencia y la ciudadanía. Ayudamos a los gobiernos a establecer y optimizar programas de migración de inversiones. También se conocen como programas de visado dorado. Somos líderes del sector. Además, destacamos en la creación de marcas nacionales y las comunicaciones estratégicas de marketing.

Más información
Residencia por inversión

Latitude ofrece asesoramiento experto sobre programas de inversión en residencia en los principales destinos del mundo. Al fin y al cabo, somos la principal autoridad en movilidad social y oportunidades de ciudadanía. Profundice en las particularidades de los programas de residencia más fiables y, también, exitosos. Cambie la residencia a un país favorable o, incluso, aumente el número de residencias. Se trata de un aspecto siempre vital de la planificación global para los clientes particulares.

Más información
Ciudadanía por inversión

La ciudadanía por inversión le permite adquirir la ciudadanía de un país mediante una contribución, donación o, incluso, la compra de una propiedad. Las contribuciones y donaciones no son reembolsables. También tendrá que conservar su inversión inmobiliaria durante un periodo determinado.

Más información